Reinventarse es morir

Casi un año he tenido el blog en silencio. No está mal, ¿no?

– ¡Sí, si está mal, Cori! – grita mi Rottenmeier interna.
– ¿Mujer, qué querías…? ¿Cómo escribe una mientras está mutando y no se halla? – le contesto yo (o esa parte de mí que no es ella).

El silencio sin duda era mucho más fácil. Y creo también ha sido fértil.

Pero ya estoy de vuelta, família. Y se avecinan cambios gordos in my life. Después de 18 años, me quito de profe de danza. Y lo hago con la misma dosis de certeza que de tristeza.

Es bien curioso esto de los cambios, los duelos y el baile de emociones que conllevan. Cómo se puede amar mucho algo y a la vez estar tan convencida de que te vas, porque tu ciclo ahí ya se ha cumplido. Te vas con amor, pero te vas.

Eso es justo eso lo que siento ahora. Un agradecimiento profundo a estas casi dos décadas de aprendizajes y aventuras. Y un vértigo estimulante ante la incertidumbre de esta nueva vida que estoy pariendo.

Reinventarse o morir, dice el tópico.
Reinventarse es morir, digo yo.
O al menos, morir un poco.

Y hay días que esta pequeña muerte sí duele. Días en que pongo una música, miro a las chicas, levanto los brazos y se me eriza la piel pensando… ¿Cómo será mi vida cuando ya no tenga este bálsamo de música y movimiento compartido en mi día a día? ¿A quién voy a torturar con mi repertorio de onomatopeyas y chistes malos los días de ovulación irrefrenable y tonto subido?

Insisto: no te voy a engañar, hay días que esta pequeña muerte sí me duele.
Pero también te digo que es un dolor sin duda.


Así que…

¡Mutación ven a mí!

Coral
#bailarinamutanteisindajaus


PD: A propósito de muertes grandes y pequeñas… Hace unos días fui a la presentación del último libro de Brigitte Vasallo en Girona. Por cierto, te recomiendo escuchar alguna de sus conferencias o entrevistas si aún no lo has hecho. Además de hablar sobre el pensamiento monógamo, que es el tema central de su libro, también habló de muerte y duelos. Y al final del encuentro, nos regaló una bellísima frase que decía algo así como:

“Lo contrario a morir no es vivir, es nacer. Vivir es todo.”

Vivámonos enteras pues.
¿Alguien más mutando por aquí?
🙂




11 comentarios en “Reinventarse es morir”

  1. No se ben be,que faras ara ,pero espero que et vagi moolt be ,i que sigui el qie sigui que iniciis,et faci molt feliç.una abraçada cori….
    Eva.

  2. Quina frase mes culpidora la de Brigitte Vasallo! Cory, seguiras amb el blog? Jo t’acabo de descobrir tot just ara!!!🙃 i em pregunto perque mha estat negat fins ara tota aquesta explosió de pensaments i de intimitats profunds, brillants? …

    • Bonica meva!
      Sííí! Tinc moltes ganes de seguir escrivint, tant com brillant no sé, sicera segur! 🙂
      M’encantarà tenir-te de lectora, estimada! La meva alumna més fidel sempre tindrà un lloc especial al meu cor <3

  3. Sobre mutación y eficiencia: Siempre que tengo dos cosas, dos alternativas, elijo la nueva, elijo la más difícil, elijo la que requiera más conciencia, más atención y la que requiere de transformación de lo ya aprendido, andado… Al costo de la eficiencia, siempre elijo la conciencia. Ser menos eficiente y más creativa, ese el lema. No me preocupa demasiado los fines utilitarios. Más bien, el recuerdo constante de que no estoy aquí en la vida para convertirme en una mercancía. No estoy aquí para convertirme en una utilidad, eso está por debajo de la dignidad. Estoy aquí para estar más viva, estoy aquí para ser más creativa y más inteligente, ¡para Ser más y más feliz, extática y zorbiana! Coral a ver dónde nos mutamos! Lo interesante de la trasnformación es que no hace falta saber que sucederá…o que será…por que no es necesario ser útil, mejor inútil y Ser Viva!!

    • Eshana quiero un Eshana-blog donde poder leer y inspirarme de maravillas como ésta. Yo también siento que estoy aquí para estar más viva, asumiendo el lío que eso supone a veces 😉 Gracias por pasarte por mi casa de palabras y aportar las tuyas. Te quiero sister.

  4. Por cierto Coral….casi un año de espera para leerte….creo que no voy a soportar otra vez un silencio tan prolongado. Silencio en ti es bueno, sólo escribe un poco para los que necesitamos palabras, y entre ellas los intervalos que se llenen de tu silencio callado.

    • Silencio en mí es bueno, sí. Y este era necesario.
      Con tantos movimientos en mis adentros y en mis afueras no me sentía con muchas ganas de exponerme. Estoy de vuelta 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.