El mundo ha cambiado un huevo

Recuerdo que cuando empecé a dar mis primeras clases de danza “mi trabajo” era casi exclusivamente dar clases de danza. Bueno sí, también tenía que hacer otras cosas. Como buscar espacios, colgar algunos carteles para que las mujeres me llamaran, organizar mínimamente un sistema de inscripciones o cuidar mi sencillísima contabilidad.

Pero prácticamente ahí acababa todo, no era necesario mucho más para que mi incipiente proyecto funcionase.

Qué era distinto entonces?

Por un lado, la danza del vientre estaba ultra de moda y en general, necesitábamos muy poco esfuerzo para llenar grupos como churros. Cierto es que sin amor, dedicación, constancia y talento ninguna de nosotras habría podido consolidarse. Pero hay que reconocer que el boom de aquellos tiempos nos ayudó mucho a allanar el camino. Las modas ayudan, aunque  también caducan. 

Por otro lado porque mi estructura era muy sencilla y en aquel momento yo tenía cero visión de crecer o incluso seguir a largo plazo. Tenía 26 años, mucho amor por la danza que me había cambiado la vida y muchísimas ganas de compartirla con otras mujeres. Pero también tenía enormes dudas e inseguridades. De hecho aún recuerdo mis negociaciones internas cuando abrí mi primer grupo en Olot:

Bueno Cori, a ver… con lo que sabes y lo que ingnoras, ¿te sientes capaz de hacer unas buenas clases durante 6 meses? Pues adelante y si luego ves que no das para más pues se lo dices a las chicas y andando.”  Y aquí estoy, 15 años después. Madre mía, cuántas aventuras desde entonces.

Pero por otro lado, y definitivamente, porque desde entonces el mundo ha cambiado un huevo. Pero mucho, mucho, mucho. Hace 15 años mi comunicación se limitaba a pegar cartelitos y mandar cartas (siiii, con sellos y eso) a mis alumnas. Hoy monto una web para cada nuevo proyecto que emprendo, tengo este blog donde comparto aprendizajes, cuido la relación con nuestra audiencia via newsletter, mantengo una actividad en redes sociales, ayudo a mis compis coworkers con lo que sé y por supuesto devoro formaciones de comunicación y marketing para seguir aprendiendo.
Sin duda, todo ha cambiado un huevo. Y por mi parte, siento que ha sido para bien.  Porque este “learning by doing” en el mundillo de la comunicación se me pone la maaaar de a gusto en el cuerpo. Tan a gusto se me pone que no me duele nada que con los años, mi calendario semanal tenga menos clases de danza y más horas dedicadas a webs, newsletters, redes y formaciones.
Ahí ando, diversificando mis amores 😉

¿Y para tí que tal es desarrollarte este ya-no-tan-nuevo mundo?
¿Te gusta, te incomoda, te cansa, te reta, te pone?
Me encantará leerte en los comentarios. Especialmente si eres veteran@ como yo y te apetece compartir cómo eran tus artesanías comunicativas de antaño.

Un abrazo!

Coral

7 comentarios en “El mundo ha cambiado un huevo”

  1. Pues a mi me reta pero también me cansa la hostia. Porque parece que no estistes si no estás constantemente en la redes y, oye, existir, existimos aunque no se nos vea. Aunque… Si un árbol cae solo en medio del bosque y nadie lo oye, hace ruido? Ahí lo dejo. No doy pa más a la hora de la siesta.

    • Jaja querida sí! Existimos, por supuesto! Estoy de acuerdo contigo que las redes pueden ser bastante agotadoras. Yo prefiero otros contextos, como el blog y la newsletter. Y por supuesto, la red natural y más mejor que es el cara a cara tomándose unos güenos vermuses.
      Duerma mujer, duerma, que ese cutis luminoso suyo tiene que reposar <3

  2. Hola Coral. Es curiós , o no. Jo he viscut de manera similar tot això que dius dins la meva vessant de l’ensenyament de fer pa. Feia cursos a dojo, ara ja no, en fa tothom. El mon ha canviat i molt, com tu i com jo, que ens adonem de cop i volta, que tot canvia, que passa el temps i com dius tu en un video teu, tot es moviment. Res es estàtic, i lo que no es mou es podreix.
    Que agradable es llegir-te. Aprendre de tu, de les teves vivències, veure-si reflectit, es tot un plaer.
    Gracies Coral !!!.

  3. Gràcies a tu Josep! Per la teva mirada i les teves paraules. I sí, m’imagino que en el teu sector deus haver vist un canvi brutal, amb aquest boom que hi ha ara amb tot el mundillu “healthy”. Seguim aprenent juntxs, una abraçada!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.