Amar lo que es

Lo que es es lo que es.

Ver, tomar y amar lo que es como es, no siempre es fácil.
Verse, tomarse y amarse a sí misma como una es, es un verdadero arte.

Hoy quiero contarte porqué este blog es un ejercicio más donde verme, tomarme y aprender a amarme. A mí me apetece desnudarme un poquito, así que si a ti te apetece leerlo, ya lo petamos 😛

Te cuento. Resulta que compré el dominio coralrios.com hace 1 año, remotivada de la vida durante el curso de Social Media y Marketing Digital con mi querida profe Txell (¡que te recomiendo!).

De entrada era un acto simbólico para celebrar mis 40, y a la vez un intento de conectar conmigo misma y mi propósito profundo en pleno despuntar de mi crisis liminal. Porque me pasa que en este estar ideando, impulsando y sosteniendo diversos proyectos en paralelo, a veces no sé dónde colocar a mi yo individual. Así que me pareció que crear una web con mi nombre y apellidos podía ser un buen ejercicio para conectar con mi identidad, explicármela a mí y explicarla al mundo.

Total: ¿te ha pasado alguna vez que tienes algo en mente y les das vueltas, haces y deshaces, pero por más que busques no encuentras el flow? ¿Que no consigues encontrar el hilo que te permitirá cabalgar desde el momento cero del proceso creativo hasta el final?

Pues justo así he estado todo este año con el coralrios.com. Un montón de obstáculos técnicos y creativos han mantenido este dominio escondido en los cajones del ciberespacio (y de mi ser).

¿Y te ha pasado en cambio que en otros momentos has empezado a tirar del hilo y una certeza misteriosa te ha guiado a dar un paso tras otro con claridad y acierto? Y te ha pillado ese subidón de autoestima que retroalimenta el proceso llevándote cada vez más lejos. Seeeh… ¡qué grande cuando pasa eso! Lo has vivido ¿verdad?

Pues justo esto es lo que me pasó el pasado 23 de junio: se hizo la luz, my friends.
Y es que en un momentazo de lucidez doméstica (las mejores iluminaciones las tengo limpiando) me di cuenta.

Estaba intentado encontrar lo que coralrios.com tenía que ser.
Y eso no me dejaba ver lo que ya podía ser.
O sea lo que soy.

Una aprendedora que no escribe porque sepa, sino que escribe para saber. Un colibrí inquieto que cada vez que encuentra conocimiento nuevo no para de dar la brasa a su tribu, para que sepan que ahí hay néctar rico donde nutrirse.

Y mola, porque gracias a este proceso ya puedo definir qué es este espacio, tarea que puede parecer fácil y no lo es tanto. Aquí y ahora, a principios de julio de 2017, este blog es un lugar que me permite dejar mi testimonio de aprendizaje en primera persona (que es la única que puedo encabezar), citar a mis proveedoras de conocimiento preferidas (también llamadas senyus) y conectar con otras aprendedoras en el camino.

Por eso digo que este blog es un acto de amor.
Inquieto y pequeño como el vuelo de una colibrisa, pero amor al fin y al cabo.

¿Qué hay de ti?
¿Te encuentras a menudo bailando entre lo que “debería ser” y “lo que es”?
¿Te has encontrado en la situación de nombrar un proyecto con tu nombre y apellidos? ¿Cómo ha sido para ti?

Si te apetece seguimos en los comentarios.
¡Gracias por tu visita!

Coral

1 comentario en “Amar lo que es”

  1. Hola preciosa!

    Quina il·lusió llegir-te per aquí. Moltes gràcies per prendre’t el temps de llegir i de comentar. La idea és poder-hi abocar les vivències que intueixo que poden ressonar a més gent i que ens serveixi a totxs d’exploració. Així que em dono per moooolt satisfeta si comença a complir aquest propòsit 🙂

    Gràcies Sònia!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.