Sistemas de pago basados en la confianza. O la valentía de hacer las cosas de otro modo.
Emprender

Sistemas de pago basados en la confianza. O la valentía de hacer las cosas de otro modo.

Las reuniones de coworkers en Itzà son siempre motivo de alegría para mí. Es un gusto y un honor compartir andanzas con compañer@s de tanta calidad profesional y humana, que son además un verdadero chute de inspiración. Hoy quiero compartir contigo uno de los temas que salió en la pasada reunión, porque la inspiración, si se comparte toma aún más sentido.

Alguien planteó que le generaba cierta incomodidad tener que cobrar a l@s alumn@s justo al acabar la clase, especialmente cuando la sesión había implicado un trabajo emocional profundo. Por supuesto salieron distintas propuestas de tipo muy práctico y bastante obvias, del estilo: cobrar el trimestre de golpe, cobrar siempre antes de la sesión, domiciliarlo siempre, etc… 

Pero hubo una aportación, la de Juan Carlos, que me pareció especialmente interesante. Y fíjate cómo es la vida, que al cabo de unos días, me encuentro el mismo sistema en el pueblo vecino, en un tenderete que vende huevos de gallinas felices. 

Conciencia y confianza

Nos contaba Juan Carlos que en uno de sus grupos ha puesto en marcha un sistema de pago con una simple cajita con monedas y un listado. Los alumnos pagan su sesión, se dan el cambio ellos mismos si es necesario y apuntan en la lista que ya han pagado. Más simple imposible.

Un sistema basado en la conciencia y en la confianza que en este caso permite a Juan Carlos desocuparse de los cobros para centrarse totalmente en la sesión de meditación.

¿Qué te parece? A mí me resulta muy interesante e inspirador, aunque te reconozco que si pienso cómo sería aplicarlo a mis grupos anuales de danza se me plantean un montón de “peros”, jeje… Si lo pruebo te cuento.

Las gallinas felices de Casavells

Pues sí. Al final resulta que a nuestro alrededor hay más ejemplos valientes de lo que parecería. Porque cuál no sería mi sorpresa cuando, a los pocos días de conocer el sistema de Juan Carlos, me encuentro con esto en Casavells, nuestro pueblo vecino:

¡Fan total de mi vecina a la que me encantaría conocer pronto!
Te cuento cómo va. En este tenderete que ves hay 3 cosas:

1. el armario-nevera donde están los huevos. 
2. una especie de caja-hucha donde depositar tus monedas
3. un espacio donde dejar las hueveras usadas

Un sistema sencillísmo, bonito, eficaz y estoy segura que eficiente, porque diría que con este sistema de autoventa  se deben ahorrar un montón de curro.  ¡Ah! Y los huevos espectaculares, que ya los hemos probado 🙂

Es tu turno. ¿Qué tal te suenan estos sistemas?
¿Te atreverías a implementarlos en tu proyecto?
¿Conoces otras experiencias inspiradoras?

¡Gracias por pasarte por aquí y comentar!

Coral

4 thoughts on “Sistemas de pago basados en la confianza. O la valentía de hacer las cosas de otro modo.”

  1. Hola Coral, yo me encontré este sistema de pago en Pune en las clases de Yoga y me pareció cool. Hasta que un mes pagué dos mensualidades la mía y la de una compañera y inscribí los dos nombres. Alguien ese mismo día inscribió su nombre pero no depositó el dinero. Y días más tarde la profesora me reclamó varias veces. Yo segura del pago insistí en que no me había equivocado. Pensé hacia mí que si utilizaba éste método tendría que tener confianza y si sucedía estos desarreglos lo tendría que aceptar y no andar buscando quién, sobretodo dejar de insistir si ya preguntó para probar suerte y encontrar el que no pagó. Me incomodó mucho la insistencia, pues su confianza desapareció.

  2. Qué oportuna tu experiencia, Eshana querida. Entiendo tu incomodidad y que te sintieras contrariada. Con tu comentario “si sucedía estos desarreglos lo tendría que aceptar” me quedo reflexionando sobre dónde queda depositada la responsabilidad de cada un@ si el sistema falla. Interesante…

    Muchas gracias por pasarte por mi casa y comentar. Besote!

  3. Hola Coral. De fet la CONFIANÇA és la clau de les relacions, totes, si falla, les relacions se’n van en orris. A la ecoxarxa de la Garrotxa hi ha una part del tracte que es fa així i és divertit per que sempre hi han diners de més. Hi ha persones que son generoses de mena que contra-restent les que no poden i les que no volen. Almenys fins ara. A mi m’agrada el sistema, per això de la confiança, diu molt de la persona i demostra com està el mon en general.

    Gracies per escriure, per escriure’t.
    una abraçada
    Josep

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.