No me mandes tu currículum. Porfa.
Gestionar un Coworking sin mesas

No me mandes tu currículum. Porfa.

Suena un poco borde, ya lo sé. Pero mira, hoy voy a asumir el riesgo de caerte mal si con ello consigo clarificar algunas cosas y acortar caminos. 

Si leíste el artículo anterior en el blog, recordarás que te hablaba del momento de LA decisión: ¿por cuenta ajena o por cuenta propia? ¿me refugio en el paraguas de otra empresa o me lanzo a la aventura freelance?


Pongamos que estás en este momento
 

  • Ya sabes que para mantener vivo tu proyecto tendrás que encargarte de muchas otras cosas además de hacer tus clases o terapias.

  • Ya tienes un mapa más o menos claro de cuáles son esas cosas.

  • Además de saberlo… ya lo aceptas, te sientes cómoda con ello y quieres hacerlo. Que no es lo mismo my friend.

  • Y lo más importante: ya las estás haciendo. Sea porque las haces tú misma o sea que has decidido delegar.

Y con todo esto sumado a tu talento, pasión y experiencia te dispones a buscar un centro donde desarrollar tus talleres o sesiones. Empiezas a investigar en internet, escoges tres o cuatro centros donde podrías encajar, y una buena mañana, envalentonada de la vida tras beberte medio litro de jugo verde, escribes a todos esos lugares presentándote y adjuntando tu currículum.

Ole ole. Pilas puestas. Genial, ¿no?

¡Noooooooooo! ¡Nada de genial! Hemos quedado que vas a ser freelance, ¿no?
Entonces… ¿crees que la mejor carta de presentación es tu currículum?

Si has decidido trabajar en un espacio de coworking, seguramente no. 


Esto va de otra cosa

No sé qué pasará en otros centros, pero yo cada semana recibo varios mails de personas que querrían formar parte del equipo de coworkers residentes. La mayoría son personas muy preparadas, con un enorme amor a su trabajo, mucho talento y propuestas chulísimas.

No te imaginas lo que me cuesta decir “me encanta tu propuesta pero no hay un lugar para ti ahora en este espacio.”  Y sin embargo, es lo que digo el 95% de las veces. ¿Porqué? Pues porque en realidad son pocas las personas que me escriben habiendo entendido realmente cómo funciona este modelo.

Y es que esto va de profesionales independientes que se unen para compartir recursos en una relación horizontal. En este contexto no contratamos a los profesionales, por eso no necesitamos currículums. Necesitamos otras cosas que te contaré en el siguiente artículo.

De hecho, son los coworkers los que contratan el espacio. Imágínate si cambia la cosa. Porque… a las personas que contratan y pagan por servicios o productos les llamamos clientes, ¿no?

Entonces, ¿si entras a trabajar en un espacio de coworking te conviertes en su clienta? 


Tal vez, aunque en realidad, te conviertes en algo mucho más guai 

Como dice mi querida Sonia trotamundos, aún nos faltan nombres para algunas cosas. Pero aquí y ahora a esta especie de colaboradora-que-también-es-clienta-y-compañera-de-espacio-y-aventuras-con-quien-es-un-gusto-aprender-trabajar-y-crecer hemos aprendido a llamarle coworker.

🙂

Y ahora…¿qué hay de ti?

Si eres profe o terapeuta… ¿cómo te presentas a los centros?
¿Tienes una idea de lo que el centro querrá saber de ti para abrirte las puertas?

Si gestionas un centro… ¿qué tal llevas lo de dar entrada a nuevos colaboradores?
¿Filtras mucho, poco o nada?

Me encantará leerte en los comentarios 🙂

¡Ah! Y recuerda que puedes suscribirte a mi newsletter para recibir los artículos en tu correo.

13 thoughts on “No me mandes tu currículum. Porfa.”

  1. Oh oh, que ilu Cori leer mi nombre aquí. Pues eso, que recien llegado ya a Lima, te leo y sí, lo del título ayuda mucho. Pura esencia.
    Coworker es algo distinto de cliente y de proveedor, sip. Por ahora nos quedamos con el anglicismo mientras la creamos en nuestros idiomas 😉

    1. Hermosa! Ya en Lima, qué emoción!
      En el próximo artículo seguiré tirando del hilo coworker/clienta…? o coworker/socia?
      A ver qué tal 😉

      Una abrazote inmenso y transoceánico!

      (PD: Sabes que me encanta mencionarte.)

  2. Molt bon punt de vista. Potser ens han acostumat tant a sistemes verticals/jeràrquics, que no sabem agafar responsabilitats sense demanar permís (també és una posició molt més fàcil i cómode per molts…).
    Un cop més, gràcies per una bona lectura!!!

    1. Kim! Quina ilu llegir-te. Moltes gràcies per entrar, llegir i comentar.
      Crec que el més important és entendre com funcionem nosaltres i com funciona l’espai del que formem part o volem formar part.
      Si no estem preparats per assumir el que representa ser freelance (que no és poca cosa) tampoc és cap drama, segur que hi ha un centre més adient i amb una altra estructura. De la mateixa manera que si tenim molta necessitat d’independència i flexibilitat i estem en un sistema massa jerarquitzat i rígid, voldrem volar!

      Una abraçada i records! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *