Pasar los 40

El mundo ha cambiado un huevo

Recuerdo que cuando empecé a dar mis primeras clases de danza “mi trabajo” era casi exclusivamente dar clases de danza. Bueno sí, también tenía que hacer otras cosas. Como buscar espacios, colgar algunos carteles para que las mujeres me llamaran, organizar mínimamente un sistema de inscripciones o cuidar mi sencillísima contabilidad. Pero prácticamente ahí acababaContinue Reading “El mundo ha cambiado un huevo”